lunes, 29 de junio de 2015

TARTA DE PIÑA COLADA


La primera vez que probé la piña colada me pareció la bebida más exótica que había probado en mi vida, claro que he de decir que tendría unos siete años aproximadamente y por supuesto la probé sin alcohol, seguramente en alguna fiesta veraniega con la familia.
Por supuesto ni me quedé con el nombre de la bebida ni con esa edad está una para otra cosa que montar en bici y jugar lo más que pueda, así que el sabor se me quedó en la memoria y punto. Ya en la adolescencia y de casualidad un día descubrí que ese sabor tan exótico que yo recordaba era piña colada y que era muy fácil de preparar.
El otro día estaba acordándome de estas cosas porque la mente es caprichosa y porque quería hacer una tarta SIN HORNO que ya bastante calor estamos teniendo, y me acordé de esta receta que además de fácil de hacer tiene el sabor de mis recuerdos.
Así que aquí tenéis una tarta sin complicaciones para disfrutar este verano.
Espero que os guste.


Ingredientes:
(para un molde desmoldable de unos 20 cms. de diámetro)

250 grs. de zumo de piña natural
50 grs. de licor Malibú
2 yogures tipo griego azucarados o también podéis utilizar los yogures de sabor a coco
4 cucharadas colmadas de azúcar
2 cucharadas de coco rallado
200 ml. de nata para montar
6 hojas de gelatina

Para la base:

20 galletas
60 grs. de mantequilla
3 cucharadas colmadas de coco rallado
20 grs. de licor Malibú

En primer lugar preparamos la base y para ello trituramos las galletas y las mezclamos con la mantequilla derretida, el coco y el licor. Ponemos en la base de un molde desmoldable papel de hornear (para que no se nos pegue la galleta a la base y luego sea más fácil de desmoldar) y añadimos la masa de galletas extendiendo bien hasta formar la base.
Metemos el molde en el congelador y continuamos haciendo la tarta.

Mezclamos en un cazo el zumo de piña con el licor y calentamos ligeramente sin que llegue a hervir.
Añadimos las hojas de gelatina previamente reblandecidas un par de minutos con un poco de agua escurriéndolas bien con la mano.
Integramos la gelatina con los líquidos y dejamos que la mezcla pierda algo de calor. Reservamos.

Aparte mezclamos los yogures con el azúcar y el coco, añadimos los líquidos reservados con la gelatina y por último la nata montada previamente con el batidor de varillas, teniendo en cuenta que la nata tiene que estar fría para poder montarla. Batimos el conjunto ligeramente con las varillas para eliminar los posibles grumos.

Sacamos la base del congelador y añadimos la crema conseguida.
Metemos la tarta en la nevera por lo menos cinco horas.
Pasado ese tiempo comprobamos si está cuajada, echamos más coco rallado por encima, desmoldamos y quitamos el papel de la base.

Ya la tenemos lista para comer y disfrutar.

domingo, 21 de junio de 2015

KOFTAS CASERAS CON LOMBARDA ENCURTIDA Y PICANTE


Bueno, bueno, bueno, menudo recetón el que os traigo hoy para dar la bienvenida al verano.
Las koftas son una especie de albóndiga aliñada a la que se le da forma cilíndrica y que finalmente se ensarta en una brocheta. Estas que hoy os presento son una versión de una receta de Jaime Oliver que es un cocinero inglés que me encanta.
Es muy frecuente hacerlas con carne de cordero pero como a mi no me gusta pues he utilizado otro tipo de carne, y para mitigar un poco la cantidad de picante que lleva toda la receta en su conjunto se sirve con salsa de yogur ya que los lácteos suavizan el sabor del picante y lo hacen mucho más apeticible y sobre todo llevadero.
Os aseguro que si como una servidora habéis dado o estáis a punto de dar el pistoletazo de salida a las barbacoas veraniegas esta es sin duda la receta que tenéis que hacer, y sino probad y me decís.
Espero que os guste.


Ingredientes:
(para 15 unidades)

1 kg y medio de carne de ternera picada
1 col lombarda pequeña
5 cucharadas de vinagre de vino blanco
Salsa brava
Guindillas verdes en conserva
2 pepinos
Lechuga
1 kg. de yogur griego
El zumo de un limón
5 ajos rallados
Un puñado grande de cilantro fresco picado
Pimienta negra molida
4 cucharadas colmadas de pan rallado
5 cucharadas colmadas de aliño moruno
1 cucharada colmada de azúcar
15 tortas de maiz
Brochetas
Aceite de oliva virgen extra
Sal

Para encurtir la lombarda: picar en tiras finitas la lombarda y aliñar con sal, pimienta negra molida, el azúcar y el vinagre. Estrujamos bien con las manos, removiendo para que la lombarda se impregne del sabor del aliño. Reservamos tapado al menos una hora.

Para la salsa de yogur: mezclamos el yogur con el zumo de limón, los ajos rallados, el cilantro, sal y un chorrito de aceite de oliva. Reservamos.

Para hacer las koftas: mezclamos la carne picada con el pan rallado, el aliño moruno y sal.  
Dividimos la masa en 15 bolas iguales y las vamos poniendo en las brochetas dándoles forma alargada a la carne recubriendo solo un tercio de la brocheta.
Ponemos un poco de aceite en la plancha de cocinar y asamos las brochetas hasta que estén hechas, untándolas al momento de apartarlas con un poco de salsa brava.
Una vez hagamos las brochetas ponemos igualmente sobre la plancha las guindillas hasta que se tuesten ligeramente.

Picamos la lechuga y hacemos rodajas el pepino con la piel.


Ponemos sobre cada torta de maiz un poco de col, un poco de lechuga, la kofta, la guindilla, unas rodajas de pepino y un poco de salsa de yogur. Cerramos la torta y a comer y a disfrutar.

domingo, 7 de junio de 2015

MAGRET DE PATO CON SALSA DE CEREZAS

Y seguimos con otra receta con cerezas porque estamos en plena temporada y porque además la salsa que hoy os presento le va de lujo a la carne en este caso de pato.
El magret o pechuga de pato de esta receta, lo tenía congelado desde hace tiempo y me lo encontré en el congelador el otro día ordenando un poco, y es que este año me he propuesto no llegar a julio con esa tarea pendiente, la de ordenar el congelador e ir utilizando y aprovechando los congelados antes de la vacaciones.
Espero que os guste esta sencilla y rica propuesta que hoy os hago y si no os gusta el pato pues hacedla con otro tipo de carne.


Ingredientes:

1 magret de pato de unos 500 grs.
250 grs. de cerezas
1 cebolla pequeña
1 vaso de los de agua de vino dulce
Medio vaso de agua
Pimienta negra molida
4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
Sal

De acompañamiento para este plato os aconsejo un arroz cocido y pasado por la sartén con un poco de aceite, mantequilla, sal, pimienta negra y un poco de romero

En primer lugar haremos la salsa y para ello pondremos la cebolla a pochar en una sartén con el aceite y un poco de sal y pimienta negra molida.
Cuando la cebolla esté tierna añadimos las cerezas troceadas sin el rabito ni el hueso y seguimos pochando a fuego medio durante unos cinco minutos, hasta que veamos que las cerezas comienzan a soltar su jugo.
Echamos el vino dulce y el agua y dejamos cocer a fuego medio durante unos ocho o diez minutos.
Pasado ese tiempo trituramos el conjunto y ya tenemos lista la salsa.
Reservamos.

Para hacer el magret: comenzamos haciendo unos cortes en la grasa del magret y lo ponemos en una sartén al fuego sin aceite marcando primero por el lado de la grasa durante 5 minutos. Damos la vuelta, retiramos la grasa que haya soltado, y cocinamos otros 5 minutos por el otro lado.
Pasado ese tiempo salpimentamos, apartamos el magret y lo envolvemos en papel de aluminio otros 5 minutos. Este paso es muy importante porque de esta manera el magret se terminará de hacer en su propio jugo y nos quedará rosado y tierno.

Servimos el magret troceado aprovechando los cortes que habíamos hecho en la grasa y aparte ponemos la salsa para servirnos la cantidad que cada uno quiera.

A comer y a disfrutar.