martes, 20 de enero de 2015

ARROZ CALDOSO CON ACELGAS, PIMIENTOS Y BACON


Que levante la mano al que le apetezca un plato calentito con estos días de frío y lluvia que estamos pasando, a mi desde luego si.
Pero es que si además el plato es sano, con gran cantidad de verduras, y además barato, pues la verdad es que ya estáis tardando en hacerlo porque este arroz es súper reconfortante y ahora que estamos en plena temporada de acelgas qué mejor que aprovechar el momento.
Espero que os guste.


Ingredientes:
(para 2 personas como plato único o 3 o 4 como primero)

Medio pimiento rojo
Medio pimiento verde
Una cuarta parte de una cebolla
2 ajos
1 tomate rallado
4 lonchas de bacon en trocitos
150 grs. de acelgas
Media cucharadita rasa de pimentón
140 grs. de arroz
2 huevos cocidos
1, 4 litros de agua
4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
Sal
Colorante (opcional)

Comenzamos echando el aceite un una olla y pochando los pimientos troceados en trozos pequeños con un poco de sal para que suden. Pasados unos minutos cuando empiezan a ablandarse añadimos la cebolla y los ajos todo bien picado y seguimos sofriendo.
Una vez las verduras estén tiernas añadimos el tomate y cuando haya perdido gran parte del líquido incorporamos el bacon y rehogamos. Seguidamente echamos el pimentón, el agua y el colorante.
Cuando el agua empiece a hervir añadimos las acelgas picadas y cocemos a fuego medio durante 10 minutos, añadiendo a continuación el arroz.
Dejamos cocer el arroz durante unos 15 minutos hasta que veamos que está tierno pero no pasado y por último echamos las yemas de los huevos ralladas. Probamos de sal y añadimos al gusto.

Apartamos del fuego y una vez servido el arroz en los platos echamos por encima las claras de los huevos picadas.

jueves, 15 de enero de 2015

PAN DE MOLDE


Vaya por delante que aunque me gusta hacer pan no soy ninguna experta en ello, por eso cuando decido ponerme manos a la obra pido consejo a mis amigas blogueras panarras, esta vez a mi querida Reme de cuyo blog Alsurdelsur he sacado esta receta que podéis ver aquí.
Lo que más me sorprendió de este pan es que es tremendamente tierno, y eso es bueno y malo a la vez porque con tanta ternura y tanto “que bueno está este pan” pues duró un asalto.
He utilizado para el amasado la Kitchen Aid pero si no tenéis este u otro robot de cocina que os haga el trabajo pues ya sabéis a mano y con paciencia, os aseguro que el resultado merece y mucho la pena.
Lo único a tener en cuenta es que el prefermento que lleva este pan tenéis que hacerlo con 24 horas de antelación a la elaboración final de la receta, en mi caso fueron 48 horas (por un pequeño despiste) y salió estupendo.

Mi marido pillado “in fraganti”



Mirad que pinta…



Ingredientes:

Para el prefermento:

160 grs. de harina de fuerza
100 grs. de agua
2 grs. de levadura seca de panadero
2 grs. de sal

Para el resto de la elaboración del pan:

385 grs. de harina panadera
25 grs. de azúcar
9 grs. de levadura seca de panadero
175 grs. de leche entera
35 grs. de agua tibia
10 grs. de sal
50 grs. de mantequilla a temperatura ambiente

En primer lugar haremos el prefermento y para ello mezclaremos todos los ingredientes y dejaremos reposar tapado una hora. Después metemos la mezcla en la nevera y dejamos 24 horas, aunque en mi caso fueron 48 horas y quedó estupendo. Sacaremos el prefermento de la nevera dos horas antes de hacer el pan para que se atempere.

Para hacer la masa del pan pondremos en la amasadora el prefermento y todos los ingredientes descritos de elaboración del pan. El amasado tal y como antes os indiqué lo hice con la Kitchen Aid en el 1, la velocidad más baja, y durante 10 minutos. Transcurrido ese tiempo retiramos la masa del vaso del robot y amasamos a mano suavemente durante unos 2 o 3 minutos, dejando posteriormente reposar tapada la masa hasta que doble de volumen, más o menos una hora.
Una vez doblada la masa desgasificamos amasando a mano durante un par de minutos.
Después metemos la masa en un molde metálico alargado previamente espolvoreado con harina y pintamos la masa con agua. Tapamos y dejamos levar hasta que la masa llegue al filo del molde, unos 30 minutos.
Precalentamos el horno a 250º y una vez caliente metemos el pan y bajamos la temperatura a 180º horneando durante unos 35 minutos. Metemos también en el horno un cuenco resistente al calor con un poco de agua para asegurarnos que haya suficiente humedad y que el pan no se reseque.
Una vez horneado el pan sacamos del horno, desmoldamos y ponemos sobre una rejilla hasta que se enfríe.

Rico rico.

miércoles, 7 de enero de 2015

TARTA DE PESCADO CON BECHAMEL DE CANÓNIGOS


Primera entrada del año con la que lo primero que quiero es desearos un año nuevo lleno de cosas buenas y además que las disfrutéis, y por supuesto ya que lo nuestro es la cocina que hagáis muchas recetas ricas.
Enero es en general el mes de las verduras por el tema de compensar un poco los excesos cometidos durante las fiestas navideñas, aunque, seamos sinceros, ese propósito al final nos dura poco y cuando llevamos cinco días a semi dieta ya estamos pensando en cocinar otro tipo de platos.
Este que hoy os presento nos ha encantado en casa así que me parece una opción estupenda y no demasiado calórica para que podáis disfrutar de este plato sin remordimientos. La receta la tenía apuntada en mi libreta de pendientes aunque la he variado para adaptarla más a mi gusto, espero que os guste.



Porción humeante todavía...


Ingredientes:
(para 4 personas)

2 rodajas grandes de salmón
2 rodajas grandes de merluza
350 grs. de langostinos crudos
½ litro de leche semidesnatada
10 granos de pimienta negra
1 hoja de laurel
50 grs. de canónigos
100 ml. de cerveza
25 grs. de mantequilla
1 cucharada colmada de harina
Pimienta negra molida
Sal

Para el puré de patatas:

3 patatas grandes
25 grs. de mantequilla
2 quesitos
100 ml. de leche
Sal
Pimienta negra molida

En primer lugar haremos el puré y para ello pondremos a cocer un litro y medio de agua añadiendo las patatas peladas y troceadas cuando el agua empiece a hervir.
Cuando las patatas estén tiernas apartamos y escurrimos el agua de cocción.
Machacamos las patatas con la mantequilla, los quesitos y la leche hasta conseguir el puré. Finalmente salpimentamos y reservamos.

A continuación ponemos a cocer la leche con el laurel y los granos de pimienta. Cuando esté hirviendo añadimos el pescado dejando cocer dos minutos una vez comience a hervir de nuevo.
Colamos la leche y la reservamos y el pescado lo limpiamos de piel y espinas así como pelamos los langostinos. Echamos el pescado troceado en una fuente apta para horno y salpimentamos.

Seguidamente haremos la bechamel y para ello pondremos a calentar en una sartén la mantequilla. Cuando se haya derretido añadimos la harina y mezclamos bien. A continuación echamos la cerveza y cuando se haya integrado vamos echamos la leche que teníamos reservada poco a poco hasta conseguir una bechamel cremosa. Salpimentamos, apartamos del fuego y añadimos los canónigos troceados.

Echamos la bechamel por encima del pescado y cubrimos finalmente con el puré de patatas. Horneamos en horno precalentado a 200º durante una media hora más o menos hasta que veamos que el puré se pone de un bonito color tostado.


Una vez horneado solo nos queda sacarlo del horno servir en platos y disfrutar de la comida.